Cómo te engañan a través de la falsa luz


Sé que con esto, no me gano amigos, pero no hago esto para tener amigos, sino para despertar verdaderamente las conciencias, es duro que te digan la verdad, es duro asumir que te han engañado, que vives o has vivido a la merced de un ente negativo.

Es una pena que necesitemos un jarro de esta agua tan fría, para espabilarnos definitivamente, pero no hay tontería que no se quite, con un buen par de estos bofetones existenciales, allí donde más nos duele.

Cada uno sabe lo que más le conviene y finalmente es el criterio de cada uno lo que prevalece, no podemos obligar a nadie a que tome la opción correcta, esta tiene que ser integrada y comprendida, por lo general se suele llegar a ella del peor modo, pero tarde más o tarde menos, todos acabaremos llegando. Si decidiste entretenerte por el camino con angelitos o extraterrestres, estas en tu derecho, pero luego no te lamentes de algo que fue decisión puramente tuya. Ellos te tientan, pero no te obligan, ellos te muestran, pero tú eliges, ellos te ofrecen y tú tomas, así que la culpa al final es de cada uno. La manzana cuelga del árbol y el conocimiento es tentador, ahora tú debes averiguar si esa manzana es comestible o no.

Una de las peores infecciones que ha sufrido la mente humana, ha surgido en la mente de muchos de los mal llamados "iluminados"; aquellos con nombres raros, vestidos con ropa mezcla de otras culturas, que juntan las manos para saludar y pronuncian palabras o frases en otro idioma para hacer más creíble su nueva identidad y que se inventan una larga lista de cualidades en la que seguro encajas en varias de ellas y te crees que eres "un alma avanzada."

Aunque te des cuenta del timo, preferirás seguir engañado a reconocer lo equivocado que estabas, es duro, pero real. Todos se mueven igual y hacen los mismos rituales, tanto guías, como ángeles, como extraterrestres, tienen un mismo patrón repetitivo. Todos canalizan información esencial para la humanidad y para el “despertar” general, la evolución del espíritu y la comprensión de si mismos. Todos utilizan pseudo lenguaje, enrevesado y confuso, que dará, para un amplio abanico de interpretaciones (como con la religión). Todos nos darán las técnicas necesarias para abrir los chakras y crear una comunicación perpetua con lo sutil, técnicas de sanación, manejo de energías, rituales y ceremonias de todo tipo, para, trabajar a través de todas esas técnicas ancestrales y sagradas, meditaciones guiadas, símbolos y geometrías que están lejos de ser sagradas. Por supuesto, todos vienen de otras dimensiones. Usan mucho este erróneo y confuso termino, ningún ente, te explicara realmente de donde viene, para que viene, ni mostrara su aspecto real, pero te sueltan lo de las dimensiones y lo evolucionados que están y a tragar…

Muchos se percataron de la argucia, y vieron en el movimiento de la Nueva Era o New Age (en inglés para que suene creíble), una mentira equivalente, a la de las religiones que abandonaron anteriormente, se desprendieron de ciertos gurús (que se han reinventado y convertido en terapeutas holísticos) se desprendieron de la mayor parte de la filosofía, que mezclaba el cristianismo, el hinduismo, el budismo y el Islam, con conocimientos de la antigua gnosis, una ensalada contaminada con creencias de todo tipo, que aun hoy muchos arrastran, un buenrrollismo, que escondía la represión del Yo.

Hoy pertenecer a alguno de estos grupos es casi un insulto, está tan desprestigiado, que nadie reconoce haber caído en sus redes, nadie, absolutamente nadie y con razón, porque este movimiento infectó de mala manera las mentes y dejo desorientados a una gran cantidad de despiertos. Es curioso como después de unos años en los que muchos estuvieron practicando técnicas de control del ego, hoy son seres agresivos e irascibles, que a la mínima te saltan a la yugular, pero en fin, debe ser que no practicaron lo suficiente o que en el fondo los manipularon de mala manera.

Hoy tras la resaca Nueva Era y tras aprender que el ego no es tu enemigo, aun muchos andan perdidos en ese letargo, que es el falso despertar espiritual. Asumieron que el camino es la búsqueda interior, pero se negaron a tomar esta responsabilidad y siguieron abrazados, a sus guías, sus pleyadianos o sus arcángeles, o sea, siguieron engañándose a si mismos, y se negaron a madurar, se negaron la posibilidad de crecer y tomar un camino difícil y lleno de oscuridad, lleno de traumas que sanar y trabajo duro que realizar, un trabajo de integración de su propio Ser, sin intervención “divina” o externa, que solo impide que recuerden quienes son y cual es su verdadero potencial.

Estas personas buscan ansiosas una fuente donde saciar su sed de conocimiento, pero la única fuente de agua pura está en su interior, están tan perdidos buscando fuera, que hablarles del conocimiento asumido a través de la propia intuición y la propia integración, les suena a ciencia ficción. No aprendieron a meditar de forma correcta y necesitan musiquita relajante, mantras, necesitan guía, porque sus mentes están llenas de ruido, de miedo y de una nula auto estima. Son incapaces de empezar a tomar conciencia y saber lo que son o por lo menos, intentarlo. Es tan sencillo que es rechazado, por la panoplia que utiliza la falsa luz.

Creemos en la reencarnación, pero se nos aprieta el culo ante la posibilidad de morir, creemos en Dios, pero nos acojonamos ante la posibilidad real que exista. Tenemos alma, pero tenemos una completa ignorancia sobre sus cualidades y permitimos que otros nos la manipulen. Nos arrojamos al abismo de la ignorancia, preferimos creer, a saber, preferimos delegar, a tomar responsabilidad, preferimos la iluminada irrealidad, que la realidad escabrosa e incomoda. Porque la verdad es incomoda, todos la buscan y creen en su inmadura percepción, que detrás de la verdad, se encuentra un mundo de color y amor eterno, en armonía y hermandad, y quizás así sea, pero antes de recoger el premio, hay que luchar y trabajar para conseguirlo.

La verdad es dolorosamente incomoda, es una rosa plagada de espinas envenenadas, porque la verdad, la pura y real verdad, no la quiere oír nadie, nadie quiere asumirla y nadie es lo suficiente valiente como para soportarla, por eso seguimos con esos falsos guías, esos falsos maestros y esos falsos extraterrestres, preferimos que otros nos saquen las castañas del fuego, pero eso no es despertar, solo es cambiar de postura en un sueño eterno, despertar es enfrentarse a la realidad por incomoda que esta sea.

Llama la atención que muchos de estos personajes, para difundir su literatura envenenada, desecharan sus identidades y tomaran unas nuevas. Identidades, con nombres recurrentes, era raro ver una canalización de alguien que se llamara Antonia García por ejemplo, siempre se rebautizaban con nombres con haches y eses intercaladas por todas partes, era esencial distinguirse entre los borregos, para que a estos les quedara claro su papel de elegidos, ungidos por la gracia del ser especial y evolucionado que les eligió para emprender su cruzada personal, en el fin de los tiempos que se avecinaba. Un tonto útil, en un plan muy bien pertrechado, aún sigue habiendo un amplio catalogo de tontos útiles que se reciclaron y montaron centros de sanación, lecturas de aura o registros akashicos, donde a cambio de vender tu alma al diablo, te sanan una enfermedad o te dicen que fuiste el hermano bastardo de Carlo Magno en otra vida.

Es más cómodo que los Pleyadianos salven la Tierra y los guías nuestra alma, que remangarnos y ponernos a trabajar.

Tirar abajo todo, literalmente todo, y no dejar más que una estepa árida, llena de escombros derruidos, un solar mental para limpiar y empezar a construir una mentalidad basada en el conocimiento real de nosotros, no dejarse embaucar por esos entes, que buscan que continúes preso. Porque eso es lo que eres, un preso, un esclavo, encerrado en un planeta precioso, azul, lleno de maravillas, de posibilidades, con un grandísimo potencial, pero no es más que una jaula dorada, tal cual está actualmente concebido. Normalmente nuestras mentes se encuentran abiertas y expuestas, pero una vez que activamos nuestros puntos energéticos, somos completamente vulnerables, somos presa fácil para una manada de lobos hambrientos disfrazados de “seres espirituales” que te saludan con “amor y paz..., bendiciones..., eres un ser especial..., tienes un aura hermosa...”; etc., etc., etc., y con cantidad de diminutivos empezando por tu nombre y que solo esperan de ti que les agrandes el ego al igual que sus bolsillos.

La decisión es tuya… aceptar la verdad y creer en ti o seguir en una nube de pedos junto a estos “pseudo-iluminados” dentro de la manada de borregos que ellos manejan a su antojo.

NOTA: En otro color y en itálica están frases tomadas del escritor Rubén Torres Sierra, en su artículo: La Infección Espiritual a través de la Falsa Luz.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO