Astrología; razones para su estudio



Desde chico a mis 17 años cuando empecé a interesarme por lo esotérico, estuve reflexionando sobre la utilidad de la Astrología. Siempre me gusta encontrarle una aplicación práctica a todo lo que hago: aunque sólo esté adquiriendo conocimiento y cultura, busco que eso me sirva para algo. Siempre procuro conocer la fuente para poder hablar con “conocimiento de causa”; no como el común de la gente que habla por hablar sin conocer del tema o porque se lo contaron.

Mi Sagitario me impulsa a ir más allá. He incursionado en los diferentes lenguajes simbólicos porque resultaron ser un atajo, un puente entre mi presente y el futuro que quiero crear; siento que me ayudan a dar saltos en vez de pasos cortos, a vivir cada momento intensamente, sabiendo que cada instante es único. Y, por sobre todo, me han dado respuestas de por qué y para qué me han sucedido y suceden determinadas experiencias de vida.

Ahora que a través de Viber, WhastApp, Facebook y mis páginas, estoy recibiendo solicitudes de personas con deseos de estudiar Astrología pero que tienen algunas dudas, están indecisos o no se sienten seguros de comprenderla, se me vino a la mente (algo que ya había visto, leído y confirmado) estas razones por las cuáles es beneficioso estudiar Astrología o, por lo menos, acercarse a ella a través del conocimiento de la Carta Astral y sus cartas derivadas, son una una suerte de bonos extras a su estudio y son éstas:

Oportunidad de auto-conocimiento

La Carta Astral es la representación de todo lo que somos. Es un mapa holístico, un mandala que nos permite ver, no sólo cada aspecto de nuestra vida por separado, sino también las interrelaciones entre ellos. ¿Te llama la atención como muchas personas eligen una y otra vez el mismo tipo de parejas? ¿Te has preguntado alguna vez por qué cada vez que tu amiga se pone de novia le llega más trabajo y está mejor económicamente? ¿Has pensado porqué eres como eres, por qué piensas como piensas y la gente reacciona igual ante lo que dices aunque tratas de decirlo distinto? ¿Has descubierto cuál es tu propósito de vida? La Astrología puede dar respuestas precisas a estos interrogantes.

Permite mejorar las relaciones interpersonales

Al reconocernos, podemos manejarnos mejor en todos los vínculos porque podemos transmitir a los demás una idea más clara de quiénes somos y a la vez podemos entender mejor a los demás. La culminación de esto es la sinastría y la carta compuesta: entrecruzar dos cartas astrales para ver cómo se llevan los dos miembros de una pareja, una sociedad, etc., y qué entidad forman juntos, ver su integración, su compatibilidad y el futuro de la relación.

Es una gran ayuda para la crianza de los hijos

Si permite conocernos más o mejor, y respetar la verdadera naturaleza de nuestros afectos, puede ser una herramienta de guía para educar a los niños o para ayudarlos en su desarrollo escolar, incluso vocacional, para ayudarlos a conectar con su esencia. Sacar, desde temprana edad, lo mejor de sí mismos, de acuerdo a las indicaciones de su Carta Astral. Esto es útil para padres y educadores.

Permite sacar provecho de rachas “buenas” y manejar las “malas” en el tiempo

La Astrología cuenta con una poderosa herramienta que son los ciclos, por edad -que son comunes a todos- e individuales, que son particulares de una carta. Estos ciclos permiten ubicar momentos en la vida de la persona en que pueden activarse vivencias internas y sucesos agradables o desafiantes. Conocer esos momentos nos permite aprovechar lo bueno y mitigar lo malo, y vale para cualquier aspecto de la vida: financiero, laboral, vocacional, sexual, afectivo, espiritual.

Como una salida laboral

Si la Astrología sirve para conocernos más, con su ayuda podemos mejorar las relaciones afectivas o profesionales, podemos utilizarla para guiar con lucidez la crianza de un hijo o alumno y podemos ubicar en el tiempo la potencialidad de que algo malo o bueno suceda… ¿Cómo no ofrecer a otros este conocimiento como un servicio? Bien aprendida, la Astrología permite desarrollar la consultoría y con ella un trabajo de ayuda personalizado.

Se pueden enumerar muchas más, pero considero que esas cinco resumen una visión actual del asunto para las personas indecisas. Sería un mentiroso si dijera que cuando comencé a estudiarla tenía todo claro y conocía todos sus beneficios (y sus dificultades, porque también las tiene, claro, como cualquier disciplina). Todo lo voy descubriendo con el tiempo. Hoy después de más de cuatro décadas de estudio, la enseño desde esta visión, buscando que la Astrología cumpla por lo menos con  lo mínimo de esos propósitos. La consultoría -la parte laboral- no es obligatoria ni necesaria para todos, aunque es la cumbre de la formación.

¿Qué esperas para empezar este camino?

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO