Luna Nueva y Urano en Tauro: sexo, finanzas y cambio radical



Declaración de los Derechos de la Naturaleza/Madre Tierra

Al reconocer los Derechos de la Naturaleza, cambiamos de la mentalidad de dominio sobre ésta y redefinimos nuestro lugar legítimo como parte de la Comunidad mayor de la Tierra.

En 2008, Ecuador se convirtió en la primera nación en incluir los Derechos de la Naturaleza en su Constitución, así como el reconocimiento explícito de la celebración de la Naturaleza, o Pachamama (Madre Tierra), como vital para nuestra existencia.

En 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra, reconociendo que la Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar común y que es necesario promover la armonía con la naturaleza para lograr un equilibrio justo entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras.

En abril de 2010, 32,000 personas de todo el mundo asistieron a la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra en Cochabamba, Bolivia. Ellos proclamaron la Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra.

¡El martes 15 de mayo de 2018 es un día extraordinariamente activo!

Tres eventos principales captan nuestra atención:

  1. Una poderosa Luna Nueva en Tauro que contacta mediante un trígono con Marte y Plutón en Capricornio.
  2. El ingreso del agitador Urano en Tauro, que amenaza con sacudir el status quo.
  3. El primer paso de Marte hacia el inconformista Acuario.

La Luna agrega una nota de estabilidad emocional, mediante un trígono a Marte en los últimos grados de sus respectivos signos de tierra, solo unos minutos antes de que entre en Géminis.

La cuadratura de Marte-Urano (Acuario-Tauro) nos invita a pasar el día sentados y tomando nota de lo que sucede: será difícil hacerlo de otra manera.

Esta Luna Nueva en Tauro anuncia una revolución en nuestra relación con el mundo material. Apenas horas después de que el Sol y la Luna se unen, Urano, el planeta del cambio radical, entra en Tauro por primera vez desde 1942. El primero de los signos de Tierra, Tauro, representa nuestras necesidades básicas de supervivencia: alimento, refugio, ropa y dinero.

“Mientras que Aries es el fuego que despierta una nueva vida, Tauro sostiene la vida como el constructor, el granjero y el mayordomo de la Tierra. Gobernado por Venus, Tauro también favorece la belleza, el placer y la sensualidad. No estamos aquí solo para sobrevivir, sino para deleitarnos en la belleza y la abundancia de la naturaleza.”

Tauro es el signo más directamente asociado con el planeta Tierra, y la profanación como humanos a la que hemos sometido a nuestro planeta refleja nuestra expresión distorsionada de este signo. La raíz de la distorsión se remonta a cuando los humanos dejaron de ver al mundo natural como consciente, vivo e íntimamente conectado a nosotros.

La aparición del patriarcado y caída de la “Diosa”, lo divino fue sacado de la materia. Los animales, las plantas y toda la naturaleza se convirtieron en “recursos” para el uso y abuso humano, mientras que la sexualidad y el placer se volvieron pecaminosos en lugar de sagrados.

Este paradigma está cambiando a medida que la destrucción del medio ambiente despierta a la humanidad a la necesidad de un cambio radical.

Urano en Tauro

Podemos esperar que la conciencia emergente de la Tierra y el aumento de la feminidad se aceleren con Urano en Tauro. Tendremos una vista previa de esta influencia desde el 15 de mayo hasta el 6 de noviembre de 2018, y luego durante siete años a partir de marzo de 2019.

Con Urano entrando en Tauro, además de posibles cambios en la Tierra, podríamos ver sacudidas en el mundo financiero. Los disruptores del status quo financiero ya están en juego y es probable que gane tracción: criptomonedas, microbancos, crowdfunding. Podemos ver movimientos de base para liberar a la humanidad del control del sistema bancario y liberar a la Tierra de una economía basada en la extracción y explotación de recursos.

A nivel personal, podríamos tomar conciencia de las formas en que nos sentimos restringidos cuando se trata de dinero, y dar pequeños pasos para liberarnos.

Las relaciones y la sexualidad también están listas para la revolución, y podemos esperar que las tendencias como el poliamor, la desaparición de la monogamia dirigida a una no-monogamia ética, las “fiestas de abrazos” y la sexualidad sagrada sigan aumentando.

La entrada de Urano en Tauro podría ser dramática, primero, porque ocurre solo unas horas después de la Luna Nueva, y las lunaciones a menudo activan los tránsitos planetarios.

Otro catalizador fuerte para las energías volátiles en la Luna Nueva es una cuadratura de Marte a 29 ° Capricornio a Urano a 29 ° Aries. Como regente de Aries, Marte es el dispositor de Urano y muy potente en el signo de su exaltación.

La conjunción de Urano con Mercurio, planeta del comercio, aumenta la posibilidad de ruptura económica. Mercurio en Tauro está en recepción mutua con Venus en Géminis, el dispositor de esta Luna Nueva. Indica un mayor potencial para volver a despertar nuestra inteligencia sensorial y la capacidad de comunicarnos con la naturaleza.

Luna Nueva en Tauro

Esta Luna Nueva nos invita a plantar una semilla de intención para nuestra visión más elevada de Urano en Tauro, tanto para nosotros como para la humanidad. Ecuanimidad radical – manteniéndonos tan arraigados en el centro de nuestro ser que no nos inmutamos por los eventos externos – es un potencial al que podemos invitar y practicar en esta Luna Nueva.

La recomendación que debemos asumir es clara: pasar tiempo en la naturaleza, aterrizar en la Tierra y nutrir nuestros cuerpos.

Con tantos cambios en el ámbito físico, siempre apegados a la seguridad, la sugerencia astrológica invita a descansar más profundamente dentro de nosotros mismos para acceder a la paz y la estabilidad que busca Tauro.

Astroworld

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO