Qué significa ser “Almas Gemelas”


Cuando parecía que la relación iba viento en popa, ¡zas! nuevo traspié, llámense malos entendidos, incomprensiones, celos exagerados, falta de confianza y en general sentimientos que hacen que la relación quede mermada y tenga una difícil vuelta a la normalidad por el desgaste que supone…. ¿Por qué?

Tener un alma gemela significa compartir con la otra alma muchas vidas, muchas penas, muchas alegrías y triunfos y, sobre todo crecer juntos sin límite.

A nuestra alma gemela la podremos identificar porque desde el primer momento sentimos que ha activado algo en nosotros que ha hecho que reaccionemos.

Cada alma emprende su propio viaje guiado hacia el encuentro con su alma gemela.

Este viaje incluye infinitud de relaciones; relaciones que tienen algo específico que enseñarte y que a su vez, seguramente tú tengas mucho que aportarles.

Son almas que han llegado a ti para aprender o para que recibas lecciones de ellas, y consigas así, identificar cosas o hechos que debes transformar para seguir creciendo y llegar a tu alma gemela verdadera.

A veces pensamos que hemos dado con nuestra alma gemela, con la que nos sentimos a gusto, sentimos cómo conectamos, sentimos incluso la existencia de lazos íntimos que hacen referencia a una relación mantenida en otras vidas pasadas.

Eso sí, no hay que confundir las almas gemelas con los espíritus afines.

Los espíritus afines son almas que nos vamos encontrando a lo largo de las vidas y con las que nos une un amor fraterno podríamos decir, pero no es tu Alma gemela; ya que con tu Alma gemela vibras en la misma frecuencia.

¿Por qué la relación con el que creo ser mi alma gemela no funciona?

Dependiendo de la evolución de cada alma, una relación sentimental puede incluso llegar a ser perjudicial.

Si una de las dos almas está menos desarrollada, es más “inexperta” que la otra, el egoísmo, los celos y el miedo pueden llegar a enturbiar la relación.

Esos sentimientos son nocivos tanto para el alma “más ignorante” como para el alma “más evolucionada”.

En estas circunstancias, es muy habitual fantasear con ideas como “yo puedo cambiarle”, pero este es un pensamiento erróneo.

La otra alma tiene que evolucionar, y esto supone que en esta vida esa relación sentimental es imposible, y está condenada al fracaso por mucho que se insista en ella.

Quizás, en vidas posteriores, si el alma menos evolucionada decide dar el salto y tomar conciencia, podrían llegar a ser algo.

Normalmente, en estos casos suele suceder, que las almas deciden encontrarse, y realizar un pacto entre ellas, y en el momento que cumplen lo pactado, llega la hora de que cada uno coja su equipaje y que siga su camino (tal y como Brian Weiss narra en su libro Only Love is Real).

He encontrado un ejemplo muy interesante sobre los pactos entre las almas que voy a compartirlo con ustedes:

Para aquellos que se convierten en adictos a su relación sentimental hasta llegar al punto de no poder salirse de esa relación a pesar del daño que son conscientes que se están haciendo, o por el sólo el hecho de sentirse “atrapados como si de una tela de araña se tratase”.

La lección que necesitan aprender para solucionar su karma puede precisar darse cuenta que es un Maestro y que te está mostrando tus carencias.

Así, sin ser totalmente consciente, el pacto establecido entre ambos puede ser: te obligo a que me abandones o trates injustamente para poder yo recuperar mi valor y respeto.

A fin y acabo, son almas que han coincidido en un instante.

A tu parecer era la pareja perfecta, pero la realidad es que ambas almas compartían el mismo andén de la vida, pero en sus boletos los destinos eran distintos, por lo que todo lo que parecía indicar que se trataba del amor de su vida, acaba desmoronándose como si de un castillo de arena azotado por el viento se tratase.

Los intereses y los planes de futuro que tienen son totalmente diferentes e incompatibles, y  no les es posible mantener una relación más allá de lo pactado.

Y, ¿Qué puedo hacer?

La separación puede causar dolor, pero no hay que tomárselo como una tragedia.

La realidad es que es un aprendizaje y, lo puro es aceptar con humildad que esa relación ha significado una ayuda a evolucionar, un instrumento para crecer.

Aunque ese crecimiento a partir de ahora se deba de realizar por separado, siempre quedará un bonito recuerdo.

Y es que hay que tener en cuenta, que en muchas ocasiones, el amor no es suficiente para mantener una relación viva, a veces los costos que intervienen en la relación son tan altos, que son imposibles de mantener, y ya desde su inicio vienen marcados con una fecha de caducidad.

Hay veces que nos hacen vivir fragmentos de tiempo, tan inolvidables como fugaces.

  • Para poder encontrarte con tu alma gemela verdadera, es necesario que no te obseciones en buscarla, el amor no es lo único que llena tus vacíos emocionales.
  • Debes desprenderte de la ansiedad por encontrar el amor, el miedo a la soledad, los bloqueos que estas generando, porque esas energías levantan muros que hacen que a pesar de tener a tu alma gemela delante de ti, seas incapaz de verla y sentirla.
  • Por último comentar que llegar a perder lo que pudiera ser tu alma gemela, es doloroso, pero a su vez hay que valorar que eso no significa dejar de crecer. 
  • Sigue tu camino, sigue creciendo y evolucionando y te reencontrarás con tu Alma Gemela.

“No se puede amar, no plenamente, a menos que ese amor sea correspondido.” Lauren Oliver

Original

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO