Utiliza RedShift y protege tu salud visual


10 Jun
10Jun

En un articulo anterior había comentado sobre f.lux para proteger nuestra vista al pasar las noches frente al monitor de la computadora. f.lux es un programa que adapta el color de la pantalla para hacerla más amigable a la vista por las noches, dependiendo de dónde nos encontremos. Es una aplicación que funciona perfectamente tanto en Mac como en Windows y también tiene una versión para GNU/Linux y según he leído, sirvió de inspiración para este otro programa que les voy a compartir.

Como todo en la vida (por fortuna), hay alternativas y ahí es donde entra RedShift, que es una versión para Linux con la misma función que f.lux: adaptar la pantalla a nuestra vista. Sin embargo la configuración del programa no es tan sencilla como la de f.lux, así que aquí voy a explicarles cómo descargar y configurar la aplicación sin muchas complicaciones.

RedShift es un software que nos hace más agradable el trabajar con nuestro computador al ajustar automáticamente la temperatura de color de la pantalla en función de la luz solar disponible. El programa nos protege de todas esas horas que nos pasamos sentados frente a la pantalla, especialmente si somos aves nocturnas y hacemos uso de la luz artificial en vez de la solar.

Algunos equipos disponen de sensores de luminosidad y son capaces de ajustar el brillo de forma automática pero lo que no hacen es corregir la temperatura de color de la pantallaAlgo que según algunos estudios inhibiría la producción de melatonina modificando los ritmos circadianos (algo así como nuestro reloj biológico), alterando de paso la tensión ocular y haciendo más difícil conciliar el sueño al pensar nuestro cerebro que todavía es de día.

Lo que RedShift básicamente hace es desplazar eses colores brillantes y blancos hacía tonos rojizos o salmón volviendo la temperatura más cálida en horario nocturnos 3000K-4000K (por defecto 3700K) mientras de día la hace coincidir con el exterior 5500K-6500K (por defecto 5500K). Esa fluctuación de valores, especialmente de noche se debe al tipo de iluminación artificial que utilicemos por lo que en muchos casos es aconsejable un ajuste manual de los mismos.

Al principio puede que cueste un poco acostumbrarse a estos cambios pero en la mayoría de los casos suele tener un efecto bastante reparador. Una vez probado y si vemos que nos convence, lo más cómodo para no tener que andarlo lanzando continuamente en cada sesión es establecerlo como programa de inicio.

En Debian y derivadas como Kubuntu, Ubuntu, Xubuntu, Lubuntu o Linux Mint sencillamente a través de la terminal ejecutamos el siguiente comando:

sudo apt install redshift-gtk redshift geoclue-2.0

Y listo, eso es todo, el programa automáticamente localiza tu ubicación con las coordenadas geográficas y ajusta y corrige la temperatura de color de la pantalla para proteger tu vista y equilibrar la producción de la hormona melatonina.

Con esto ya tenemos nuestro RedShift preparado. Ahora ya te puedes quedar hasta altas horas de la noche delante de la pantalla sin dañar tanto tu vista. ¿Qué te parece el programa? ¿Te resulta útil o prefieres el color natural de la pantalla? Deja un comentario con lo que pienses de ella.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO