Mi opinión sobre Linux Mint


Cuando algunas personas me comentan sobre los fallos que a veces tienen en sus computadores, yo les pregunto: ¿Y que sistema operativo usan? y la respuesta inmediata es: “Pues cuál va a ser… ¡Windows!”. Y entonces yo sonriendo les digo: “ese lo usé porque ya viene instalado forzado en la computadora pero por muchas razones me cambié a GNU/Linux, te lo recomiendo”.

Y se quedan mirándome con una cara de desconcierto, como bicho raro o ser de otro planeta una especie de E.T. informático y alguno se atreve a pedirme que le muestre “que es eso de Linux”, entonces procedo a encender mi portátil para que desde el inicio se de cuenta lo que es una “distro Linux”.

Y luego de verlo funcionar, que le permito que lo trabaje, navegue en Internet, abrir archivos de Word, PDF, Excel y hasta ganar en un par de juegos me pregunta ¿Es recomendable pasarme de Windows a Linux? ¿Cuál me recomiendas? Mis respuestas son: Si y mil veces si, y con la que menos o casi ningún problema tendrás es con alguna de Linux Mint.

Me imagino que se preguntará cual uso; y las dos que recomiendo son Mint con KDE y Mint con Cinnamon que son las que tengo instaladas en mis máquinas. Para mí estas distribuciones son el paso perfecto para quien viene de Windows, ya que; poseen la facilidad del primero, con la velocidad, estabilidad, sencillez, efectos y robustez de Mint. Cualquiera de las dos son la distribución perfecta para aquellos que encuentran que no van bien con Windows y que necesitan un sistema fácil de instalar y sin tener que configurar tantas cosas desde un principio. Ahora ¿Por qué recomiendo Linux Mint?

La puedes probar sin tener que instalarla.

El sistema arranca totalmente desde el USB/DVD. Desde la ISO grabada en una USB o DVD se puede disfrutar de cualquier archivo de audio en los formatos más populares, digamos mp3 u ogg. Lo mismo sucede con los videos, puede reproducir formatos como mpg, mkv, avi o rmvb. Además, flash-player viene incluido como Plug-in en el navegador, por lo que podrás disfrutar de videos en este formato en los sitios web como YouTube.

Estilo Visual.

Una de las grandes ventajas de Linux es la posibilidad de personalizar cualquier parte del sistema como queramos. En este sentido, el entorno de escritorio es muy importante ya que es la parte con la que convivimos y como tal, es vital que nos encontremos cómodos en su uso para que la experiencia de usuario sea lo más satisfactoria posible. El diseño gráfico de Mint es excelente.

Si usas el entorno KDE podrás disfrutar de muchos efectos visuales Este entorno se basa en la personalización, prácticamente cualquier aspecto puede ser configurado por el usuario de la manera que él quiera. Actualmente la última versión estable es Plasma 5.10 (Mint instala la 5.8.7 que ya está probada y funciona sin problemas). Esta herramienta se crea con el objetivo de combinar el panel Kicker, KDesktop y el gestor de widgets, en un único elemento.

Y si prefieres usar Cinnamon desarrollado inicialmente para y por Linux Mint, es un potente entorno libre, basado en GNOME 2, busca proveer al usuario un entorno de uso simple y tradicional tendrás tema Gtk y tema de iconos por defecto Mint-X, que le brinda un aspecto sobrio, elegante y muy bonito, acompañados por un selecto grupo de Wallpapers. Además, posee otros temas muy bien logrados.

Selección de aplicaciones.

El conjunto de aplicaciones que nos brinda Mint por defecto está muy bien seleccionado. Trae integrado un cortafuegos (Firewall) con un entorno gráfico Guwf. Para configurarlo puedes ver este tutorial. También incorpora aplicaciones como Thunderbird (para el correo, calendario y RSS), Mozilla Firefox (pero puedes agregar Chromium, Opera, Vivaldi y Brave entre otros), LibreOffice (suite de ofimática para Word, Excel, Presentaciones, etc.), lector y editor de PDF y otras aplicaciones que nos facilitan muchas tareas como el Configurador de conexión ADSL/PPPOE, Configurador de Compiz y las Herramientas que incorpora Mint (Mint Tools) que describo a continuación:

Mint Tools.

Las herramientas de Mint permiten realizar tareas sencillas y comunes, tan comunes que cualquiera puede hacer uso de ellas, y facilita desde la instalación de software hasta la personalización de todo su escritorio.

MintMenú: Un excelente menú escrito en Python por el que podemos acceder de forma fácil a nuestras aplicaciones. Muy similar al de openSUSE, pero con más prestaciones y muy configurable.

MintBackup: Nos permite hacer un respaldo de nuestros ficheros y los paquetes que tengamos instalados para posteriormente volverlos a recuperar. Una herramienta muy útil y potente, sobre todo con la exportación e importación de paquetes instalados, cuando tenemos que formatear la computadora.

MintNanny: Una herramienta para aquellos padres que no desean que sus nenes visiten algún sitio con contenido no recomendable para ellos.

MintUpdate: Ojo con esta herramienta. A simple vista parece algo sencilla y común, pero nos brinda opciones muy interesantes como por ejemplo catalogar los paquetes por niveles de seguridad en paquetes Certificados, Seguros, Recomendados, Inseguros y Peligrosos.

MintInstall: Algo así como el Software Center de Ubuntu pero más sencillo e intuitivo, con los paquetes bien catalogados.

MintUpload: Una sencilla aplicación que nos permite, mediante ftp, scp o ssh, subir archivos a nuestro servidor o equipos remotos.

MintDesktop: Permite hacer cosas como ajustar la posición de los botones de las ventanas, nos permite escoger que iconos queremos mostrar en el escritorio, y algunas otras opciones como activar el Compositor de Metacity.

Windows Wireless Driver: Herramienta para configurar las conexiones Wireless de forma sencilla.

Del Sistema y otros asuntos.

Mint está basado en Debian y en Ubuntu, el rendimiento del sistema es notable frente a otras distribuciones. Hay que tener algo en cuenta, no todo el mundo posee la misma configuración de Hardware y puede que, como también sucede con otras distros, se presenten problemas con alguno de ellos, pero de forma general, con la instalación por defecto de Mint, todo debe funcionar a la primera.

Cada día son más y más las personas y desarrolladores que se acercan a Linux Mint, a lo mejor evitando el sistema o la política que emplean otras distribuciones. De hecho, según se puede apreciar en muchos lugares de Internet, Linux Mint es una de las distribuciones más populares actualmente (ver Distrowatch), incluso por encima de distribuciones legendarias como Debian, openSUSE o Mandriva. La comunidad de Linux Mint es muy afable y está mostrando un elevado crecimiento, por lo que encontrar ayuda y soporte es muy sencillo y además en español y otros idiomas. Muchas de las características que posee, han sido incluidas gracias a los usuarios de La Comunidad, los cuales poseen un sitio dedicado específicamente a plasmar sus críticas o sugerencias mediante Ideas.

Al estar Linux Mint basada en Ubuntu, nos permite tener un SO actualizado y muy estable, lejos de sorpresas innecesarias, aunque vuelvo y repito, cada quién puede tener sus gustos como es lógico pero por experiencia propia luego de instalar y probar otras distribuciones es por estas razones que uso y recomiendo Linux Mint, porque no he encontrado que en ninguna de las demás distribuciones brinden tanta facilidad, opciones y rapidez de uso al usuario.

Anímese a entrar al mundo GNU/Linux. Solo probando sabrán si Linux Mint se ajusta a sus necesidades o no. En cuanto a mí, me basta y me sobra, y aunque me de por experimentar con otras distros, no creo que cambie de mantener a Mint KDE y Mint Cinnamon como principales en mis máquinas, pero… la elección la hace usted.

Comentario: Deja comentario

* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO